PÁGINA DE INICIO

SAVOIR-FAIRE

CERÁMICA DE ALTA TECNOLOGÍA


El Fastrider Black Shield es el primer modelo de TUDOR que presenta una nueva caja monobloque de cerámica imposible de rayar en negro mate. Está íntegramente fabricada en cerámica inyectada de alta tecnología – y no en otro material revestido de cerámica –, sino que además se genera en un solo proceso. La totalidad de la carrura se produce en una sola pieza. El procedimiento de extrema complejidad que se adopta para su fabricación garantiza una excepcional fiabilidad y resistencia de la carrura, así como del bisel.

LA CORREA DE TELA

"Al equipar sus relojes con correas de tela meticulosamente elaboradas por una empresa que perpetúa un trabajo artesanal ancestral, TUDOR genera una revolución inesperada. Con estas correas, los relojes adquieren un estilo sorprendente que refuerza la identidad moderna y sofisticada de TUDOR. Gracias a un proceso de fabricación que incluye etapas fundamentales realizadas exclusivamente a mano, las correas desarrolladas para TUDOR confieren al reloj una dimensión única que pone de manifiesto su estilo vanguardista, y garantizan un confort máximo de utilización."

TALLERES

Un reloj TUDOR vive, vibra y le lleva al mundo de la micro precisión. Todos sus componentes técnicos se han puesto a prueba hasta el mínimo detalle. Hasta la obsesión. Sumérjase en el movimiento. Estética y funcionamiento tienen en cuenta los imperativos para conseguir un producto dedicado a los más exigentes, diseñado para resistir y para disfrutar. La vista se guía por la mente y por el corazón, el tiempo no debe hacer mella en esta mecánica de precisión. Materiales de excepción, resistencia y fuerza de diseño hacen de cada reloj una pieza única.

MONTAJE

Elegir Tudor es optar por la fiabilidad. Reencontrar el arte del montaje con el amor por los detalles y la perfección. Calidad de los materiales. Rigor de los controles. Gesto minucioso de la mano que fabrica el reloj y le da vida. Con paciente calma y exquisitez en la precisión, que sólo la dan los años de experiencia.

CONTROL DE CALIDAD

Sobrepase los límites de la exigencia. Aprecie cada componente del reloj. Cada paso en el montaje y cada solución técnica hacen de éste, un objeto de total satisfacción, libre de imprevistos diarios. A lo largo de toda la creación y fabricación, cada reloj Tudor es controlado rigurosamente para garantizar su perfecta calidad. Cada reloj se somete a duras pruebas de hermeticidad. Decenas de miradas expertas han escrutado, analizado y controlado cada reloj. Ahora, le toca a usted admirar alguno de ellos. Con toda confianza.

MOVIMIENTO

2671

Movimiento mecánico de carga automática

Diámetro total 17,50 mm
Altura 4,80 mm
Rubíes 25
Frecuencia 28.800 alternancias/hora
Reserva de marcha ~38 horas

MOVIMIENTO

2824

Movimiento mecánico de carga automática

Diámetro total 26 mm
Altura 4,60 mm
Rubíes 25
Frecuencia 28.800 alternancias/hora
Reserva de marcha ~38 horas

MOVIMIENTO

2834

Movimiento mecánico de carga automática

Diámetro total 29,40 mm
Altura 5,05 mm
Rubíes 25
Frecuencia 28.800 alternancias/hora
Reserva de marcha ~38 horas

MOVIMIENTO

2892

Movimientos mecánicos de carga automática con módulo adicional dependiendo de las complicaciones:

Frecuencia 28.800 alternancias/hora
Reserva de marcha ~42 horas

Para la lectura de la fecha en una ventanilla doble y el pequeño segundero

Diámetro total 30 mm
Altura 5.20 mm
Rubíes 21

Para las funciones cronógrafo y cronógrafo Fly-Back

Diámetro total 30 mm
Altura 6.90 mm
Rubíes 55

Para la función de despertador mecánico

Diámetro total 30.40 mm
Altura 6.30 mm
Rubíes 31

MOVIMIENTO

7753

Movimiento mecánico, cronógrafo de carga automática

Diámetro total 30,40 mm
Altura 7,90 mm
Rubíes 27
Frecuencia 28.800 alternancias/hora
Reserva de marcha ~46 horas